Placa dental: qué es y cómo prevenirla

¿Es normal que aparezca placa dental? ¿Se puede combatir? Te lo contamos todo.
Placa dental

La placa dental es un problema común que afecta a personas de todas las edades, comprender su importancia y cómo prevenirla es esencial para mantener una boca sana.

¿Qué es la placa dental?

La placa dental, también llamada placa bacteriana o biofilm, es una película generalmente incolora que se forma constantemente en nuestros dientes y encías.

Está compuesta principalmente de bacterias, restos de alimentos y saliva. Su formación, es un proceso continuo y natural que ocurre en la boca a lo largo del día, pero puede variar en cantidad y rapidez de acumulación según diversos factores, como la dieta, la higiene oral y la composición de la saliva de cada persona.

¿Cómo afecta la placa dental a nuestra salud?

En ocasiones la placa dental puede originar mal aliento o decoloración de los dientes. Si no se elimina adecuadamente, puede ser la causa de problemas más graves como:

  • Caries:

La placa dental contiene bacterias que producen ácidos que pueden erosionar el esmalte dental, causando caries. Si las caries no se tratan a tiempo, pueden avanzar y afectar las capas más profundas del diente.

  • Enfermedad de las encías:

La acumulación de placa puede irritar e inflamar el tejido gingival, provocando enfermedades de las encías. En etapas tempranas, esto se manifiesta como gingivitis. Si esta no se trata, puede convertirse en periodontitis. 

Recuerda que la enfermedad periodontal no sólo afecta a tus dientes. Numerosos estudios demuestran que la periodontitis puede estar relacionada con diferentes problemas de salud general e incluso agravarlos: enfermedades cardiovasculares, respiratorias, enfermedad de Alzheimer, artritis reumatoide, diabetes e incluso complicaciones en el embarazo.

Prevención de la placa dental

¿Cómo prevenir y controlar la placa dental?

Estos son algunos consejos para prevenir la placa:

  1. Cepillado adecuado: Es fundamental cepillarse los dientes al menos dos veces al día, preferiblemente después de cada comida.
  2. Uso de hilo dental: El cepillado no es suficiente por sí solo para eliminar completamente la placa, especialmente entre los dientes. Por eso, es importante usar hilo dental diariamente.
  3. Revisiones periódicas en el dentista: Programar revisiones es fundamental para detectar y tratar cualquier problema dental o de las encías en etapas tempranas, antes de que se conviertan en problemas más graves. 
  4. Uso de enjuague bucal: Usar un enjuague o colutorio antibacteriano después del cepillado y del hilo dental puede ayudar a reducir aún más el número de bacterias en la boca, pero es importante recordar que el enjuague bucal no sustituye al cepillado y al uso del hilo dental.
  5. Dieta equilibrada: Una dieta rica en azúcares y carbohidratos puede contribuir a la formación de placa y caries. Se recomienda limitar el consumo de alimentos y bebidas azucaradas y optar por opciones más saludables.

En resumen, la placa dental es un problema común pero fácilmente evitable con pasos muy sencillos como un buen cepillado, el uso de hilo dental y revisiones periódicas. Recuerda que cuidar tu salud bucal es una inversión en tu bienestar general. ¡Te esperamos en nuestra clínica dental en Oviedo! 

¡Compártenos!

Artículos relacionados