gerodontología
salud

Gerodontología: 10 consideraciones odontológicas en pacientes mayores

Todos los órganos y sistemas del cuerpo humano envejecen. El sistema estomatognático no es la excepción. Os dejamos unas consideraciones odontológicas en pacientes mayores que manejamos en Machín Cavallé para mantener la mejor salud bucal.

Todos los órganos y sistemas del cuerpo humano envejecen. No todos al mismo ritmo, pero ninguno está exento de las modificaciones que conlleva el paso del tiempo. El sistema estomatognático, no es la excepción. Modificaciones extraorales e intraorales hacen que se tengan unas condiciones, necesidades y susceptibilidades diferentes en esta etapa de la vida.

Es por esto que el manejo odontológico del paciente geriátrico requiere de unas consideraciones especiales; por lo tanto, si a esta condición se le suma algún tipo de discapacidad, esas necesidades demandan mayor comprensión y esfuerzo por parte del personal que lo trata.

El envejecimiento poblacional, no solo está generando cambios demográficos. En los próximos años los retos de los odontólogos para atender las necesidades en salud oral de los pacientes ancianos también cambiarán. Te contamos en qué tienes que fijarte a la hora de elegir a tu dentista:

  1. PREVENCIÓN EN GERODONTOLOGÍA

    Prevención desde edades tempranas que lleven a conservar un mayor número de dientes en la vejez.

  2. DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO ADECUADOS

    Para garantizar las condiciones de salud oral durante el curso del envejecimiento.

  3. VALORACIONES INTEGRALES

    Siempre lo decimos: la boca no es algo aislado. Es importante recopilar una adecuada historia clínica, ayudado por algún familiar o persona al cargo en caso necesario. Valoramos la historia medicamentosa con minuciosidad para evitar complicaciones secundarias o interacciones entre medicamentos. Las preguntas pueden y deben incluir a otros sistemas relacionados con el sistema estomatognático. Incluso en ocasiones requerirán la solicitud de algún informe de otra especialidad porque todo nuestro cuerpo está conectado entre sí. Un buen profesional debe ver tu boca desde un punto de vista integral para darte una atención adecuada y efectiva.

  4. CONOCE LAS LIMITACIONES

    Elige un dentista que comprenda y atienda las limitaciones propias de los cambios que sufre el sistema estomatognático con la vejez, para que pueda diagnosticarlos y abordarlos de la manera más adecuada y a ser posible antes de que ocurran.

  5. MULTIDISCIPLINARIEDAD. 

    Las clínicas que trabajan con equipos multidisciplinares de cara a pacientes con enfermedades o situaciones especiales consiguen una mejor adaptación a las necesidades propias de cada persona.

  6. SALUD GENERAL 

    Tu dentista debe promover tu buena salud bucal y una mejor calidad de vida a medida que envejecemos, enseñándote buenos hábitos adecuados a tu edad y posibilidades. El ejercicio físico, una buena alimentación e hidratación ayudarán a tu salud general, que guarda una estrecha relación con tu salud oral.

  7. EVALUACIÓN DE TU CONDICIÓN ORAL

    Aseguráte que evalúan no sólo tus dientes o prótesis dentales, si no tu periodonto, estado de la pulpa dental, mucosa oral, composición de la saliva y tipo de oclusión.

  8. ACOMPAÑANTE

    Si eres acompañante, asegúrate que los profesionales evalúan la capacidad funcional del paciente para realizar cuidados personales (higiene oral/general), su capacidad de autocuidado, movilidad y transporte, así como su autonomía, si puede dar su consentimiento informado o si ya depende de terceros para hacerlo.

  9. EMPATÍA

    Tu dentista de confianza debe ser realista y tener empatía con la situación de cada paciente. Debe poder comunicarte un orden de prioridades claro en tu salud bucodental, sin descuidar las limitaciones socioeconómicas de cada persona.

  10. ORDEN DE PRIORIDADES 

    Este es el orden de prioridades que manejamos en nuestras clínicas en cuanto a su afectación a tu calidad de vida:

  • Función: Habilidad o capacidad para masticar e ingerir una dieta adecuada.
  • Síntomas: Comodidad durante la masticación, libre de reflejo doloroso, adecuada salivación, buen sentido del gusto, buena capacidad de tragar…
  • Patología: No tener ninguna lesión, signo o síntoma en la cavidad bucal.
  • Estética: Necesidad de mejorar la apariencia o sonrisa.

 

Con estos consejos esperamos que encuentres al especialista que mejor se adapte a ti. Ya sabes que en nuestras clínicas nuestro personal está especializado por áreas. Los distintos profesionales te acompañarán en el proceso en función de tu necesidad. Además contamos con otros profesionales que nos dan formación y colaboran con nosotros en los casos más complejos. Todo para que sientas la tranquilidad de que estás en las mejores manos.

 

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *